Dama Juana

45  cms de alto

2016

Acrílico

Tibor

45 cms x 20 cms

2016

Temple sobre madera

Tibor

45 cms x 20 cms

2016

Temple sobre madera

Un Grito

100  x 100 cms

2016

Temple y óleo

Maquinaria Personal #1

80  x 80 cms

2016

Temple y óleo

México Duele

50 x 70 cms

2016

Acrílico

Intervención al mezcal 8 coyotes

2016.

Maquinaria Personal, 2016

 

Caigo en la cuenta de que somos una serie de engranajes, articulaciones, conexiones y ensambles de sucesos, en el que una cosa nos lleva a otra, en ese pequeño espacio donde todo sucede: ése lugar tan etéreo como mágico: ¨La Mente”. Entender y plasmar cómo suceden y se suceden los pensamientos en nuestra cabeza con todas esas bisagras que abren y cierran puertas y ventanas.

 

El pensamiento único, intuitivo, espontáneo -y algunas veces genial. Vibramos y caminamos buscando ¨coherencia¨ sin observar que la mente tiene su propia luz y su propia lógica -a veces ilógica por completo. Con esa fuerza casi volcánica en donde los movimientos ocurren uno detrás de otro sin interrupciones. Se traslapan, se abrazan, se aplastan, se potencian. Rodeado siempre de densas selvas de palabras e imágenes que envuelven lo que se piensa, lo que se siente y lo que se vive. Transformando todo en lo que es y no en lo que queremos que sea. O al revés. Cada idea, cada instante, son a su vez, camino. Estamos inmersos en ese mar al que nuestra propia anatomía del pensamiento da temperatura y movimiento. Caminamos en esa cuerda floja que poco o nada controlamos: en todo caso y acaso, aprendemos a andarla… O, en un acto de magia a pintarla de colores.